miércoles, 18 de julio de 2007

Trabajando


Los que sigan este blog sabrán de mi gusto por la realidad en sus distintas formas: realidades alternativas, fantasías fotograficamente verídicas, lectura con la imaginación real o ficciones en fotomatones de verdad.
Una asignatura pendiente que tenía era la de la (triste) realidad vista con la alegría de la fotografía.
Por otra parte, siempre me ha gustado el entender, en la medida de lo posible, porque ciertos artistas habían sido importantes. Como Picasso y el cubismo.
El cubismo me parece un invento increíble pero decepcionante. Era una idea que iba a transformar la forma de ver el mundo pero ahí se quedó. Una pena.
Nadie supo por dónde tirar, así que pensando que el cubismo en fotografía ya tenía precedentes interesantes, como las fotos de David Hockney, decidí ir más allá.
La idea es hacer realidad cubista y fotografiarla, como en la foto, NO fotografía cubista de la realidad.

Y pinchando aquí verán algo que... bueno, tiene que ver.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Así,de repente, parandome en esta imagen me ha parecido muy actual, que dice mucho de nuestros días...
me gusta!!!
belencia